Planes en Familia: Ribadesella

Este verano fuimos a pasar el día a Ribadesella aprovechando que se celebraba la tercera edición del festival Fartukarte, al que nunca fallamos.

Datos prácticos:

Ribadesella es un pueblo de la costa Asturiana, fundada por Alfonso X el Sabio y hoy en día muy conocido por el Descenso Internacional del Sella.
El río Sella tiene aquí su desembocadura en el Mar Cantábrico y divide en pueblo en dos partes, el Casco antiguo y la zona de la playa.

Mapa Turístico Ribadesella

Aparcamos en el parking situado al lado de la oficina de turismo.

Justo antes de comenzar a cruzar el puente, a la izquierda, nos encontramos el Paseo de los Vencedores del Sella,  un paseo de 1 km que discurre paralelo a la ría de Ribadesella. En él podemos ver una placa con los mejores tiempos del descenso del sella y sus campeon@s, una estatua de una K2 y la proa de un barco, réplica del Bergantín Habana (un buque que antiguamente se encargaba de hacer rutas a Ámerica), donde se entregan los premios del Descenso Internacional del Sella año tras año.

Paseo de los vencedores del Sella
Descenso Internacional del Sella
K2
Proa Barco

Cruzamos el puente Sella y giramos a la derecha en dirección a la playa, pasando por el Puerto deportivo.

Puente Sella
Río Sella
Puerto Deportivo
Puerto Deportivo

Aquí comienza el Paseo de Santa Marina y la playa del mismo nombre. Este lugar, a parte de ser precioso, es muy especial para nosotros.

Paseo de Santa María

La playa de Santa Marina es de arena fina, muy extensa, con una zona de oleaje y otra mas protegida y tranquila.

Paseo y Playa de Santa María

En primera de linea de playa y a lo largo de todo el paseo, podemos ir contemplando las impresionantes casonas de indianos.

Casas de Indianos
Casas de Indianos
Casas de Indianos
Casas de Indianos
Casas de Indianos
Fin del paseo de Santa Marina

El paseo de Santa Marina termina a los pies del monte Somo y continúa con otro pequeño paseo, el de la Punta el Pozu, desde donde podemos observar huellas de dinosaurio en los acantilados próximos.

Paseo de la Punta el Pozu
Mirador Punta el Pozu
Acantilados

En lugar de volver por el mismo sitio, lo hicimos por el paseo del Malecón, una zona preciosa que trascurre paralela al río San Pedro. El parque natural del Malecón es una marisma alargada y lugar de paso para las aves migratorias. Es ideal para pasear y donde aprovechamos para que Teo y Jon se echasen la siesta.

Paseo del Malecón
Paseo del Malecón
Paseo del Malecón
parque en el Paseo del Malecón

De nuevo al Puente Sella, lo volvimos a cruzar para llegar al casco antiguo de Ribadesella.
Empezamos por la zona del barrio del Portiellu para ver la escalera de colores con mensajes de buenas sensaciones y que los mismos riosellanos pintaron.

Escalera de colores
Escalera de colores
El Portiellu

Seguimos recorriendo las calles del casco histórico, la plaza Nueva, el ayuntamiento, la plaza de la iglesia…

Ayuntamiento
Plaza de la Iglesia

Cuando termina el casco histórico, un camino nos lleva hasta la playa de la Atalaya.

Playa de la Atalaya
Playa de la Atalaya
Playa de la Atalaya

Volviendo un poco hacia atrás, y pasando por la Torre medieval de la Atalaya, comenzamos a subir por el camino de la Guía el monte Corberu hasta la Ermita de la Guía. Desde allí las vistas son impresionantes, el pueblo de Ribadesella, el mar, la playa y las montañas, forman esta preciosa postal.

Torre de la Atalaya
Camino de la Guía
Vistas desde el Camino de la Guía
Vistas desde el Camino de la Guía
Ermita Virgen de la Guía
Vistas dese la Ermita Virgen de la Guía
Vistas dese la Ermita Virgen de la Guía
Ermita Virgen de la Guía
Vistas dese la Ermita Virgen de la Guía

Desde la Ermita, bajamos por unas escaleras que nos llevaron directamente al festival de Fartukarte.
Disfrutamos del market, las foodtrucks, los conciertos en directo y de la zona de juegos.

De camino de regreso al coche, por el paseo de la Grúa podéis ir viendo paneles en las paredes obras de Antonio Mingote, que cuentan con humor los acontecimientos históricos del pueblo.

Paseo de la Grúa
Paseo de la Grúa.

Llegamos al puerto pesquero y seguimos caminando por el paseo Princesa Leticia,  que finaliza en el parking donde habíamos dejado el coche.

Recomendaciones personales:
-Si seguís el recorrido en el mapa, podéis ver que nos recorrimos casi todo el pueblo, por si os resulta útil para no ir dando vueltas.
-Aunque un día es suficiente para ver Ribadesella, yo os recomiendo hacer por lo menos una noche y disfrutar un poco más de sus paseos y su playa.
-Ribadesella cuenta con una amplia oferta de actividades de aventura.
-También podemos visitar las Cuevas de Tito Bustillo (están a la izquierda al finalizar el puente Sella).

 

¿Conocíais Ribadesella? Espero que este post os resulte útil para vuestra próxima vista.

 

Besines.

4 Comentarios

    • Gracias Lucía, la verdad que es precioso, a veces nos centramos solo en Llanes y hay otros pueblos preciosos cerquita. Besines

Deja tu respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre