Feliz 2018. Que sigáis disfrutando de la vida.

LLevo días en los que se me salta la lagrimilla  a la mínima y que estoy algo más sensible (de lo normal). Habrá personas que piensen que esto es algo negativo, incluso que se avergüenzan de sentir. Y muy lejos de esto, yo lo veo como algo positivo, si sentimos, significa que vivimos, y en mi caso me siento así porque, a pesar de que hemos pasado por momentos de pérdida, tristes y difíciles, ha sido un año maravilloso en otros muchos aspectos y es por ello, que tengo los sentimientos a flor de piel.

Lo se, en realidad, ni se termina ni empieza nada, es solo un día, una horas, unos minutos los que separan un momento de otro. Pero también es verdad,  que necesito “volver a empezar”, pararme a meditar, como dice la canción de Mecano, “Hacemos el balance de lo bueno y malo, cinco minutos antes de la cuenta atrás”. Y es que el sentimiento de empezar de nuevo es increíble, un año por delante para hacer todo lo que nos propongamos y lograr alcanzar nuestros sueños, menuda sensación de poder, ¿verdad?

Como os digo, este 2017 he vivido momentos tristes, como la pérdida de mi abuelo, que no pudo irse mejor cuidado y querido y junto a la persona que estaba siempre a su lado y lo hacía posible, mi madre. Momentos difíciles a nivel personal y otros algo “durillos”  relacionados con la maternidad, (como el destete o el no dormir).

Y si hago balance de lo bueno, doy gracias porque ha sido un año lleno de grandes emociones por ver crecer a mis hijos, acompañándoles, disfrutando y aprendiendo de ellos prácticamente todo el tiempo. A pesar de estar “lejos”, hemos pasado mucho tiempo con la familia y compartido grandes momentos. Los viajes de  2017, Lisboa, Copenhague, Canadá, Marrakech y las escapadas y excursiones por España. He conocido gente fantástica, fuera y detrás de la pantalla. He reído, llorado, amado, bailado, cantado, sentido… VIVIDO.

Comienzo una nueva pagina de una libreta en blanco. Al 2018 le pido salud para las personas que me rodean y para mí, lo demás esta en nuestras manos. Quiero seguir disfrutando de mis hijos, de los momentos con mi pareja, familia (con un gran acontecimiento), amigos, continuar conociendo países, reír mucho, alcanzar nuevas metas personales y  profesionales, rodearme de personas que sumen y de buen corazón y alejarme de aquellas que solo quieren hacer daño, quiero seguir viviendo y como dice aita, guardar todos esos recuerdos en mi cajita para siempre.

 

Aprovecho para desearos una feliz entrada de año, a l@s que estáis pasando por malos momentos mucho animo y cariño, y a l@s demás …

Que sigáis disfrutando de la vida.

Besines

 

Deja tu respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre